close
Síganos en nuestras redes sociales Twitter Instragram Facebook
Consulte el tiempo en nuestra región

La Selección argentina apabulló a México y goleó por 4-0, le sacó el invicto al Tata Martino

El equipo de Scaloni dejó una muy buena impresión en el último amistoso de la gira. Lautaro Martínez metió un hat-trick y Leandro Paredes marcó el último tanto.

10:32 11/9/2019



Lautaro Martínez tuvo una noche extraordinaria, que quedará en el recuerdo. El delantero metió tres goles, generó un penal y marcó el camino en la goleada 4 a 0 de la Selección argentina ante México, en un amistoso jugado en San Antonio, Estados Unidos. Leandro Paredes, desde los 12 pasos, marcó el restante de un triunfo fundamental para el recambio que propone Lionel Scaloni.

Hacía once partidos que México no perdía un partido. El Tata Martino no había tenido caídas en el conjunto azteca. Fue la primera, pero muy dura. Para Argentina significó cerrar la fecha FIFA con un gran resultado y varias certezas. Sobre todo en puestos clave: Lautaro (que llegó a este partido con molestias físicas) es el dueño absoluto de un lugar, Exequiel Palacios estuvo muy bien y Paredes hizo lo suyo. El partido se jugó en el estadio "Alamodome", que tiene capacidad para 65.000 espectadores. Hubo miles de fanáticos mexicanos y algunos argentinos.

Sin Lionel Messi (por una suspensión de tres meses que le impuso la Conmebol por un incidente en la Copa América, mientras se recupera de un problema muscular en Barcelona), Argentina superó otro examen. Venía de empatar 0 a 0 con Chile, pero ante México se impuso a fuerza de eficacia.

Mexicó salió decidido a controlar la pelota. El partido se hizo luchado en la zona media. El conjunto de Martino presionaba alto para interrumpir la salida por abajo del seleccionado albiceleste y, con eso, lograba preocupar a su rival.

Argentina no se quedó atrás. Cuando lograba superar los primeros metros, quedaba bien parado como para construir. Con un solo delantero puro, el combinado nacional dependía mucho de lo que hiciera en la zona media. Las bandas empezaban a convertirse en un lugar clave.

Hasta que a los 16, Lautaro Martínez hizo una gran jugada individual y puso el 1 a 0. Fue un gran gol y el inicio de la goleada. Cinco minutos más tarde, el propio delantero del Inter marcó el 2-0, tras definir dentro del área. El pase de Exequiel Palacios fue una perla.

México no se defendía bien y Martínez se destacaba en la zona ofensiva. El planteo argentino se hizo más duro. Firme, los de Scaloni esperaban a su rival, que más que nunca tenía que tomar la iniciativa.

A los 31, Lautaro generó un penal por una mano de Salcedo. Paredes lo cambió por gol. Era el 3-0 en poco más de media hora. Otro error de la defensa mexicana le permitió a Lautaro meter el 4-0. Aunque todavía faltaba más de un tiempo, ya no había partido.

Para el segundo tiempo, Scaloni sacó a Lautaro y mandó a la cancha a Paulo Dybala. Era un cambio que ya estaba programado antes de que comenzara el partido. Hacía 42 años que un delantero no metía tres goles en un primer tiempo en Argentina. El último había sido Bertoni contra Hungría, el 27 de febrero de 1977. Ese día debutó Diego Maradona en la Selección.

En la segunda parte Argentina pudo haber ampliado aún más la diferencia. México ya no quería más. Scaloni aprovechó para hacer algunos cambios y darle rodaje a varios de sus futbolistas. Incluso se produjo el debut de Leonardo Balerdi y el de Adolfo Gaich. Fue 4-0.

Femicidio de "Cielo" López: hay tres demorados y los vecinos incendiaron la carnicería de uno de los sospechosos

Encontraron partes de su cuerpo en un río e investigan si la atacaron en el comercio.

Mundial de rugby 2019 | Los Pumas debutan el sábado contra Francia y se va perfilando el equipo titular

Nico Sánchez, Juan Figallo y Agustín Creevy tienen muchas posibilidades de ir desde el arranque.

Fernández aseguró "una Argentina sin hambre"

El candidato a presidente por el Frente de Todos se reunió con un grupo de curas villeros, donde exhortó a "no perder el foco de la prioridad, que es una Argentina sin hambre".