close
Síganos en nuestras redes sociales Twitter Instragram Facebook
Consulte el tiempo en nuestra región

Falleció Juan Carlos Saravia, cantante y líder de Los Chalchaleros

Tenía 89 años y fue el fundador del mítico grupo folclórico con más de 50 años de carrera.

8:55 AM 1/18/2020


Este viernes, el folclore argentino se puso de luto por la muerte por causas naturales de Juan Carlos Saravia, uno de los emblemáticos fundadores y voz más representativa de Los Chalchaleros. Tenía 89 años y había nacido el 14 de mayo de 1930 en Salta.

Durante los años sesenta, en un grave accidente automovilístico cuando regresaba de una gira murió su mujer, madre de sus primeros cinco hijos. Varios años después se casó con Margarita, con quien tuvo un sexto hijo.



Su hijo Facundo también fue integrante de Los Chalchaleros, desde el año 1983 hasta que finalizaron sus actuaciones.

Junto a Víctor "Cocho" Zambrano, Carlos Franco Sosa y Aldo Saravia debutaron el 16 de junio de 1948. A partir de allí el conjunto inicia una carrera de incontables éxitos en el país y en muchos otros sitios del mundo. Luego de tantos triunfos y de tantos años de trayectoria, el grupo decide retirarse definitivamente en 2003 con una gira muy exitosa por toda la Argentina.

Si bien su vida como cantante finalizó en ese momento, Saravia siguió concurriendo como invitado a programas de televisión y radio para compartir sus historias.​ También ocupó el cargo de protesorero en Sadaic (Sociedad Argentina de Autores y Compositores).

Coronavirus en Argentina: cómo se tramita el nuevo certificado de circulación que lanzó el Gobierno

Tendrá validez por siete días e inicialmente convivirá con los otros documentos existentes.

La hermana de Melody Pasini contó las causas de la muerte y aseguró que la modelo había tenido cáncer

La novia de Ricardo Centurión murió el domingo por la mañana en Lanús cuando circulaba sola en su automóvil.

Aseguran que a pesar del coronavirus se vuelve a vender carne de murciélagos en China

Gatos, perros, patos y hasta escorpiones aparecen por los pasillos de las ferias, apilados en jaulas, y sin ningún tipo de higiene.