close
Síganos en nuestras redes sociales Twitter Instragram Facebook
Consulte el tiempo en nuestra región

El huracán Florence llegó y golpea la costa de EEUU se teme que muchos pueblos queden bajo el agua

Hay casi dos millones de evacuados y cinco estados afectados.

07:32 14/9/2018






Fuertes lluvias, vientos arremolinados y ráfagas de más de 155 kilómetros por hora. De esta forma comenzó a golpear a la costa de los Estados Unidos el huracán Florence, que si bien bajó a categoría 2, sigue siendo una de las tormentas más peligrosas de los últimos años y que lamentablemente promete inundaciones catastróficas y serios daños.

La última referencia del Centro Nacional de Huracanes ubicó al ojo del ciclón a poco más de 100 kilómetros de Wilmington, en Carolina del Norte, con un desplazamiento a 7 kilómetros por hora.

En este estado de la costa atlántica estadounidense, unas 88 mil casas ya estaban sin luz, de acuerdo a lo que informó la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). "Solo porque bajó un poco su velocidad no hay que bajar la guardia", advirtió el director de ese organismo, Brock Long.

Más allá de cómo golpearán las ráfagas de viento a la construcción de las casas de los cinco estados afectados por el huracán, lo que más preocupa es la cantidad de agua que podría caer. "Se producirá un aumento del nivel del agua de 1,8 a 2,7 metros", afirmó Steve Goldstein el director de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Los vientos también se sienten con más fuerza en la localidad de Myrtle Beach, de Carolina del Sur, que está prácticamente desierta. Allí, como en otras ciudades de la costa, las autoridades instaron a evacuar e impusieron un toque de queda. Quienes se quedaron fueron obligados a ir a centros de refugio.

Hay al menos 1,7 millones de personas que evacuaron sus casas en cinco estados, declarados en estado de emergencia: Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Maryland y Virgina, además de la capital Washington.

Duke Energy, una empresa eléctrica presente en las dos Carolinas, estimó que unos tres millones de clientes se van a quedar sin electricidad por la tormenta y que podrían tardar hasta una semana en restaurar el servicio.

Los huracanes se forman en zonas de fuertes depresiones tropicales y son capaces de liberar una potencia de destrucción 10 veces superior a una bomba nuclear.

Al ser un fenómeno estacional típico de los meses de verano, un huracán se forma en mares cálidos cuando la temperatura del agua es igual o superior a 26,6 grados a unos 50 metros de profundidad, suficiente humedad atmosférica y perturbación tropical que produzca vientos en forma de espiral.

El aire cálido y húmedo se eleva y provoca una caída de la presión atmosférica. Se forma un espiral de aire más frío hacia el centro de la depresión. Este aire inestable, cargado de vapor de agua, forma nubes y produce una actividad tormentosa. Con un desplazamiento de unos 30 kilómetros por hora, de este a oeste, con un diámetro de la tormenta que varía entre 300 metros a 1000 kilómetros.

Después del temporal en la Costa, hay alerta por granizo para la Ciudad y tres provincias

Se desarrolló una fuerte actividad eléctrica en varios balnearios. En media hora, el temporal provocó serios destrozos en Arrecifes y varias localidades de la Provincia de Buenos Aires.

La tormenta azotó Arrecifes y en media hora dejó una fábrica destruida y casas sin techo

Fue una de las localidades de la provincia de Buenos Aires que más soportó el temporal.

Tremendo incendio forestal en el Cerro Arco de Mendoza ayer por la tarde: ordenaron evacuar dos barrios

La secretaría de Ambiente de la provincia trabajaba con las municipalidades de la zona para controlar las llamas.