close
Síganos en nuestras redes sociales Twitter Instragram Facebook
Consulte el tiempo en nuestra región

Doce meses de bullying: el tormentoso año que padeció una niña de 12 años y su familia

Los padres de Mallory Grossman decidieron demandar al centro educativo y a las familias de las acosadoras.

16:01 2/8/2017




Fue un año en el cual Mallory Grossman, de 12, vivió un tormento diario. Por parte de otras niñas de su misma edad. Fue a través de posteos en Instagram y Snapchat. Uno de ellos fue explícito: "¿Por qué no te matas?" y lamentablemente la niña le hizo caso, se suicidó el pasado 14 de junio.

Fue un año de bullying permanente. Quienes alguna vez fueron sus amigas en el colegio de Rockaway Township, Nueva Jersey, comenzaron a generarle un vacío diario. Se burlaban de Mallory, la molestaban permanentemente, la miraban mal y le hacían un vacío cruel todos los días. Ni siquiera compartían la misma mesa. Se levantaban cuando ella se aproximaba con su bandeja.

Las señales comenzaron a multiplicarse. Y pronto el alerta se encendió en su hogar. Desde octubre pasado no quería ir más al colegio. Ponía excusas de todo tipo: dolor de estómago, dolor de cabeza. Quería estar en casa. El colegio se había convertido en un lugar hostil para la niña.

Sus padres, Dianne y Seth Grossman, tomaron cartas en el asunto. Se pusieron en contacto con las autoridades de la institución y los informaron sobre el acoso que sufría su hija de parte de sus compañeras del sexto grado. Incluso hablaron con los padres de las acosadoras. Pero nada cambió. Y el calvario se incrementó aún más.

Mallory no quería ir a la escuela. Ponía todo tipo de excusas para evitar a sus compañeras quienes la despreciaban. Los padres de Mallory demandarán al Distrito Escolar y a las familias de las niñas que condujeron a su hija a cometer suicidio.

Ayer, cuando aún el duelo por la muerte de Mallory continúa, Dianne y Seth decidieron recurrir a la Justicia. Hacen responsable al Distrito Escolar por la falta de respuestas ante las advertencias que se hicieron desde octubre hasta el día final de la niña. ¿Cómo puede ser que ocurra algo así en Nueva Jersey, uno de los lugares con las leyes anti-bullying más duras de Estados Unidos? "Hubo un patrón, un constante descarte de mis preocupaciones" por parte de las autoridades -tanto académicas como administrativas- de centro educativo.

Demandarán además a los padres de las niñas que acosaron a su hija durante todo un año sin que ellos lo impidieran. Una de las respuestas que recibió de una madre fue que todo se trataba de una "gran broma". Minutos después de esa última conversación telefónica, su hija le envió decenas de mensajes de texto. Al día siguiente, Mallory se quitó la vida.

"Estamos aquí para llevar luz sobre el hecho de que este pequeño aparato (un móvil) puede ser un arma letal en las manos de los niños incorrectos", señaló el abogado de la familia Grossman, Bruce Nagel. La familia quiere advertir sobre la "epidemia" del cyber-acoso que padece la nación.

Esa "epidemia" de la que habla Nagel está sustentada diversos estudios y encuestas que la respalda. El 34 por ciento de los niños entre 12 y 17 años padecieron acoso digital a lo largo de su vida. En tanto que un informe de la Academia de Pediatras de los Estados Unidos determinó que hay una "clara relación" entre el bullying y el suicidio infantil o el sólo pensar en cometerlo, según consignó The Washington Post.

Paraná / allanamientos en la Municipalidad: la exmujer de Celis mantenía reuniones en dependencias municipales

Luego de levantarse el secreto de sumario, comienzan a conocerse pruebas que sustentan la acusación del juez Ríos. Hay registros de que Luciana Lemos, a quien le encontraron tres kilos de cocaína en su casa, mantuvo encuentros con funcionarios municipales de Paraná.

Paraná: ya se juega el sudamericano de sóftbol femenino

Ayer se inició de gran manera en el diamante de la Asociación Paranaense la competencia que cuenta con la presencias de Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Bolivia.

Paraná: dos jóvenes fueron baleados en la cabeza y uno de ellos lucha por su vida

Un adolescente de 16 años recibió un disparo en el cráneo y se encuentra muy grave. A otro joven de 20 le ingresó el proyectil por una fosa nasal. Ninguno habría tenido que ver con la gresca que ocurrió en el barrio Las Flores.